lunes, 23 de marzo de 2009

PASEO POR EL PARQUE DEL ACONCAGUA

Hay lugares que se les conoce primero por la palabra misma, porque uno se enamora de ellas. Sirvan como ejemplos, las Alpujarras, Finisterre, Tombuctu, Tierra del Fuego, o, ya que lo tengo aqui cerquita, " Aconcagua" que en lengua quechua "ackon-cahuac", significa centinela de piedra.

De todo lo que habia visto y leido sobre el Aconcagua, mas que las imagenes de dificultosas y espectaculares escaladas, me impresiono la gran gesta realizada por el español Fernando Garrido, quien permanecio en solitario en la cumbre de este cerro de 6962 metros de altitud durante, creo recordar y disculpen si mi memoria me falla en estas alturas, 65 dias consecutivos venciendo los fantasmas del miedo que se le fueron presentando de diferentes maneras: unas como frio extremo, nieve avasalladora, vientos indomitos, monotona nutricion, recuerdos familiares desgarradores, aislamiento social en codiciones extremas y muchisimos otros que en su libro, "7000 Metros, Diario de Supervivencia" describe con la pasion y la entrega de quien ama la montaña por encima de todo.

Con otra intensidad me llegaron las experiencias vividas y sabrosamente relatadas en el libro "Sin Resuello: vivencias en el Aconcagua" de los burgaleses del grupo espeleológico Niphargus, entre los que se encuentra mi querido amigo Fernando Castrillo, con quien tuve la suerte de compartir el 1°Rait Trans Atlas en Marruecos junto con Marino Lejarreta y otros 25 participantes más.
Del tambien burgales Nacho Barcigalupe que tiene en su haber esta y otras grandes cumbres, nos trajimos una valiosa informacion sobre la zona.
Nosotros no subimos hasta el Parque Provincial del Aconcagua con animo de hacer una escalada a la cima, ni mucho menos. Tan solo quisimos sentir la presencia del centinela de piedra que se erije por encima del resto de cerros erosionados por los vientos de altura.
En la entrada del parque no se cumplio lo que habia pactado telefonicamente con el gerente del mismo, don Guillermo Romano, quedamos en que pagariamos el precio nacional de 20 pesos para llegar a Confluencia y no los 60 pesos que cobran al resto de habitantes del planeta. Pues bien, un prepotente encargado del parque con pinta de pequeño mafioso llamado Ruben, desollendo mis argumentos desestimo lo pactado asi que renunciamos a sacar el tiket hasta Confluencia. Sacamos el general de 5 pesos que te permite acercarte hasta el mirador desde donde hay una excelente vista de la cara norte del Aconcagua, una vez alli ante la falta de carteles que delimiten hasta donde se llega con un tiket u otro, decidimos continuar andando por la senda que a la derecha muestra la gran endidura tallada por las bravas aguas que descienden de las montañas.
Pasado el puente, donado al parque por la productora de la pelicula " Siete años en el Tibet" rodada en estos fastuosos paisajes, nos encontramos con Carla y su novio que trabaja como guarda del parque. Con ellos compartimos agua, almendras, chocolate y escuchamos con atencion la dura vida que llevan los guarda parques en estas alturas donde carecen de las comodidades minimas, no tienen duchas, ni botas de repuesto, ni ropa termica de montaña y para colmo no estan muy bien retribuidos para el excelente trabajo que hacen . Perpetuamos el momento con una instantanea al lado de los pajarillos que nos hablaban de su modesta presencia entre estos descomunales cerros. Ellos continuaron hasta Plaza de Mulas, al rato nosotros nos acercaremos casi hasta Confluencia y miren lo que son las cosas, al final por solo 5 pesos cada uno.

De la caminata nos impresiono el gran silencio que encierran estas montañas, asi como la gran gama cromática esparcida por las laderas que trepan a cerros imnombrales.

De vuelta caminamos descendiedo por la carretera que, paralela a la abandonada via de tren que unia Mendoza con Chile, nos deja en Puente del Inca tallado por el rio de las Cuevas. El color amarillo-naranja de los sedimentos depositados por las aguas sulfurosas que descienden de las montañas colindantes, asi como las antiguas ruinas del balneario situado a su lado, hacen del lugar un paraje magico solo adulterado por la presencia costante de turistas que antes de mirar disparan sus camaras digitales.
De vuelta en el expreso de Uspallata nos fuimos dando mas cuenta que al subir, del gran desnivel que nos espera dentro de unos dias cuando volvamos a estas alturas montados en nuestras bicicletas.
Para no forzar la dañada rodilla derecha de Emy, hemos planeado la ascension en 3 dias. El primero llegaremos hasta Potrerillos, el segundo a Uspallata y el tercero a el Parque de punta de Vacas, www.parquedepuntadevacas.org donde nos quedaremos unos dias para conocer y sentir este centro de meditacion y retiro donde terminara la Marcha Mundial el dia 2 de Enero del 2010, con la presencia de miles de personas que llegaran de todas las partes del mundo; se estima que pueden oscilar entre 60.000 y 100.000 personas.

Aprovecho para recordarte que puedes visitar la web www. Marchamundial.org y ahderir y participar de este gran evento mundial al que ya han ahderido personajes como: Jose Saramago (premio nobel), la presidenta de Chile Michelle Bachelet, el escritor Uruguayo Eduardo Galeano, los musicos, Joan Manuel Serrat, Miguel Rios, Los Juanes, Lou Reed y muchos otros que podras ver en adhesiones si visitas la web.
En el proximo capitulo te contaremos si hemos podido o no superar esta dificultad montañosa que con mucha impaciencia estamos demorando en espera de que Emy se encuentre mejor. video

2 comentarios:

Daniel Rivas Pacheco dijo...

Vaya fotos más interesantes! Después del viaje sufrido que tenéis programado, un intento de escalada a el Aconcagua no estaría mal.

Ojalá que Emilia se recupere pronto y que vuestra aventura os permita contemplar paisajes tan hermosos.

Un saludo

santos dijo...

Luis, empezare a leer vuestro viaje con fruicion, tiene muy buena pinta, y ese camino, de descubrir en todos los lugares por sencillos que sean la esencia del hombre, me parece genial, un abrazo:

Santos, el colega del flequi@
antonio_bordeje@hotmail.com